NATIVIDAD DE LA VIRGEN


El amor y la gracia de tu Hijo,
hecho hombre por nosotros,
sea nuestro socorro, Señor,
y el que al nacer de la Virgen 
no menoscabó la integridad de su Madre,
sino que la santificó,
nos libre del peso de nuestros pecados 
y vuelva así aceptable nuestra ofrenda 
delante de tus ojos.